El Fermilab Vuelve a Acercarnos a la Verdad

Aunque no suelo traer noticias muy a menudo (de hecho esta es la segunda), la de hoy es una que me ha parecido especialmente interesante, sobretodo por la relación que tiene con un tema que ya tratamos, la antimateria.

Si os acordáis (sino siempre podéis volver a echar un vistazo al artículo), comentábamos que, aunque se cree que en los primeros instantes de vida de nuestro universo tuvo que existir la misma cantidad de materia que de antimateria, hoy en día estamos rodeados mayoritariamente por la primera. Hasta hace bien poco solo se podía especular con que debía de existir una pequeña asimetría entre ambas, pero no se había conseguido ninguna prueba empírica que respaldara esta idea.

Los responsables de encontrar la baliza que marca el camino que debemos de seguir son los científicos del Fermilab, en EEUU, el mismo laboratorio en el que, a finales del año pasado, se descubrieron los primeros indicios de materia oscura. Cuando hablamos de aceleradores de partículas se nos vienen inmediatamente a la cabeza las siglas LHC. Sin embargo, no es ni mucho menos el único acelerador que existe. En concreto, su rival estadounidense se llama Tevatron y ha sido el que ha permitido a los científicos que trabajan en él realizar el descubrimiento.

Fotografía aérea del Tevatron

Pasemos a explicar en qué consistía el experimento que llevaron a cabo y las conclusiones que se han extraído de él. Los mesones B son unas partículas formadas por un quark strange y un antiquark bottom y poseen la curiosa particularidad de estar oscilando entre dos estados, convirtiéndose espontáneamente en antimesones B para luego volver a convertirse en mesones B de nuevo. Este proceso se repite alrededor de 2,8 billones de veces por segundo. En estas transiciones se generan otras partículas fundamentales llamadas muones y su correspondiente antipartícula, el antimuón.

La particularidad es que, después de varios años haciendo chocar haces de protones y antiprotones entre sí, colisiones en las que se producen mesones B, han detectado que se genera un 1% más de materia que de antimateria. ¿Extraño no? A mi también me lo parece. Esta ligera diferente ya había sido predicha por el Modelo Estándar de la física de partículas, pero se esperaba que fuera de un orden 50 veces menor al obtenido.

El resultado, publicado este mismo Martes, es el fruto de 8 años de trabajo de recogida y análisis de datos, pero parece haber merecido la pena. Los científicos están entusiasmados ante esta nueva puerta que se les abre para desvelar el misterio de la antimateria. Aunque la razón por la que existe está pequeña desigualdad entre la cantidad de materia y antimateria que se crea en estos procesos es todavía desconocida, no deja de ser un resultado que marcará las vías de investigación ha seguir por los físicos en los próximos años.

Anuncios

~ por Kleiser en 21 mayo, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: